Los 10 Errores Más Destacados que Pueden Arruinar Tu Email Marketing

Los 10 Errores Más Destacados que Pueden Arruinar Tu Email Marketing - E-goi

Todo el mundo habla de que «el dinero está en la lista», que el retorno de la inversión en el email marketing es elevado. Quizás hasta hayas oído que es el canal con el mejor coste-beneficio. Todo eso es cierto. Pero ¿ya te ha hablado alguien de lo que NO debes hacer para empezar bien?

Comprueba que no cometes estos 10 errores de email marketing

 

1. Estás enviando correos electrónicos sin permiso

No puede haber una campaña de email marketing sin permiso del usuario. Así de simple. Si has comprado correos electrónicos o los has conseguido de otra forma «astuta», olvídate: ya has empezado mal. Envíale solo correos electrónicos a quien te HA PERMITIDO que se los envíes.

2. No tienes una lista de distribución segmentada

Si no tienes una lista de distribución segmentada, a pesar de que sean correos electrónicos obtenidos con permiso, tus campañas no triunfarán. Si trabajas con diferentes productos y servicios, trabaja también con diferentes segmentos. Si solo trabajas con un producto o servicio, puedes segmentar de acuerdo con la variedad de público que use tu producto/servicio. En resumen, segmenta, segmenta y segmenta.

3. Tu contenido no es interesante

Contenido sin interés… ¡Madre mía, cuántas empresas me envían correos electrónicos así! Con aquellas empresas que me envían contenidos interesantes, siempre estoy ansioso por saber qué va a ser lo siguiente que me enviarán.

Tienes que saber qué es lo interesante para tu público y ofrecérselo. Si tu público quiere contenido informativo, dáselo; si quieren grandes ofertas, dáselas. ¡Así de simple!
Contenido interesante o contenido deseado. Crea correos electrónicos que vayan a leerse.

4. Tu formulario de suscripción es MUY grande

Sé lo más simple que puedas a la hora crear tu formulario de suscripción. La mayor parte de las veces, la empresa solo necesita dos cosas: el nombre de la persona y el correo electrónico ¡y listo! No obstante, muchos insisten en pedir muchas cosas; entonces su tasa de adhesión será mínima. Piensa de este modo: «¿Qué es importante?»

Responde esta pregunta y usa solo lo que sea importante, que generalmente es únicamente el «nombre» y el «correo electrónico».

5. No haces el test A/B

Internet es un medio poderoso y uno de los motivos para ello es el test A/B, pues te permite que busques con tu público lo adecuado. Si le sacas partido al email marketing y no haces el test A/B, debes saber que estás perdiendo dinero.

Realiza el test A/B en TODO, en títulos, en el formato del correo electrónico, en la página de aterrizaje, etc.

6. No usas call to actions

¿Qué quieres que el usuario haga cuando lea el correo electrónico que le has enviado?
¿Quieres que sea lo que más lea en tu sitio web? ¿Quieres que compre algo? ¿Quieres que se interese por algo en especial?

Hagas lo que hagas, sé más claro y simple, o mejor: sé OBVIO. Hazlo de un modo en el que el usuario no necesite pensar, que lo tenga todo claro.

7. No usas páginas de destino correctas

Es un error extremadamente sencillo, pero que todavía algunos cometen. El usuario va al correo electrónico y ve algo que le llama la atención, por ejemplo, un producto. Entonces pulsa en un producto y es dirigido a… la página inicial.

¿Cómo es posible? Si ha pulsado en el producto que desea, debería ir directamente a la página de ese producto; este usuario no tiene que llegar a tu sitio web y tener que buscar lo que quería ver. ¡No hagas eso!

8. Correos electrónicos en imagen en vez de en plantillas HTML

Manda solo correos electrónicos en plantillas HTML, sino ni la mitad de tu lista verá el correo. Usa plantillas de correo en HTML con una buena distribución de textos e imágenes.

9. Has perdido el timing

No puedes pensar que puedes enviar tus correos electrónicos en el momento que quieras, tienen que tener cierta periodicidad. Si envías uno hoy y otro dentro de dos meses, el usuario puede pensar que es SPAM.

Lo mismo sucede si una persona se suscribe hoy a tu newsletter y recibe un correo electrónico dos meses más tarde: ¡no funciona así! La persona ya ni se acuerda.

10. No te estás dando cuenta de que las personas ya no quieren recibir tus correos electrónicos

Suele pasar que algunas personas piden que no se les envíe más correos electrónicos. Aun así muchas empresas se los siguen mandando. ¡Eso no puede ser! Si la persona ha pedido que no se le envíen más mensajes, pues no se le deben enviar.

Otro tema es cuando ya no les das ni la opción «darse de baja» en el correo electrónico. Entonces el usuario acabará por ponerte en su lista negra. No lo hagas, deja que la persona sea libre de hacer lo que quiera.

Y tú ¿ya has cometido alguno de estos errores en email marketing?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.