Diseño inclusivo: la importancia de cambiar conceptos

Diversidad es una palabra que en los últimos tiempos ha estado de moda en varios nichos de mercado. Pero, más allá de considerarse un movimiento pasajero, está poco a poco convirtiéndose en una forma global de percibir el mundo.

Diseño inclusivo: la importancia de cambiar conceptos | E-goi

Los profesionales de distintas áreas ya necesitan tenerla en consideración cuando presentan sus productos o servicios, sean o no digitales. En este contexto el diseño inclusivo deja de ser una tendencia para volverse una necesidad de quien quiere fidelizar y potenciar el engagement con su público.

En este artículo abordaremos a fondo el concepto de diseño inclusivo, explicamos cuál es su verdadera importancia y presentamos los principales desafíos que todavía hay que superar. ¡Lee hasta el final y compruébalo!

¿Qué es el diseño inclusivo y cuál es su importancia?

También conocido como diseño universal o total, el diseño inclusivo es aquel destinado a todo el mundo, sin excepciones. Para usarlo es preciso tener en cuenta desde el inicio del proceso creativo que la población joven y saludable sólo es una pequeña parte de nuestro potencial público objetivo.

Diferentes aspectos tienen que ser repensados para incluir a la mayoría de gente posible como interlocutores. Y no estamos hablando de adaptaciones para personas con necesidades diferentes, también pensamos en personas con movilidad reducida, con enfermedades incapacitantes temporales o que no dominen el idioma. De esta forma podemos asegurar que el diseño inclusivo va también a garantizar la accesibilidad que precisa estar presente en diferentes esferas de nuestra cotidianidad, no sólo en la arquitectura.

¿Qué es lo que impide a los gamers invidentes tener éxito en este campo? ¿Cómo podemos hacer que personas con deficiencias auditivas se interesen por el mundo de la música? O mejor todavía ¿cómo puedo hacer que el diseño permita a esos individuos usar los productos o servicios que produzco como lo haría cualquier otro?

De esta manera es posible afirmar que el mayor objetivo del diseño inclusivo es crear una sociedad más justa, accesible e igualitaria. Según la Unesco un 15% de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad, que aumentará en los próximos años debido al alargamiento de la esperanza de vida. Ésto merece atención y presupone la necesidad de cambiar el paradigma que hoy por hoy predomina en el mercado.

¿Cuáles son los principales desafíos del diseño inclusivo?

Posibilitar y estimular la autonomía de personas con discapacidades en cualquier espacio son las metas principales del diseño inclusivo. Según la REATECH (Feria internacional de Tecnologías para la Rehabilitación, Inclusión y Accesibilidad) este mercado se mantiene en crecimiento estable desde 2002, casi sin sufrir el impacto de la crisis económica.

Pero, algunos desafíos todavía necesitan ser superados para la adopción definitiva del pensamiento inclusivo en todas las esferas del diseño. Conoce algunas de ellas ahora mismo.

Cambiar la mentalidad

El primer cambio necesario es que los profesionales del diseño tienen que entender que las incapacidades de las personas son proyectadas. Es decir, se trata más de una limitación del ambiente, de los objetos o de los productos a su disposición que del usuario en sí.

De esta forma, en vez de pensar en accesibilidad, es interesante planear el proyecto teniendo en mente diferentes habilidades y poder realizar el patrón del producto contando con el máximo de personas posibles.

Comprensión real de nuestro público objetivo

Ya debes haber reparado que tanto el término buyer persona como la expresión público objetivo buscan hacer un retrato del cliente, eso sí, con diferentes niveles de detalle. Por lo tanto, realizar una comprensión profunda y llena de empatía de las realidades diversas de nuestro público nos ayudará a llevar más lejos nuestra marca. Es bueno recordar que nadie está excluido de necesitar en algún momento, un producto o servicio, ya sea de forma temporal o debido al envejecimiento natural.

Por lo tanto, una mayor noción del “problema” que tiene que resolverse se hace necesaria. Así, pensar en el diseño inclusivo, una nueva oleada de empatia precisa de ser conquistada y trabajada.

Oportunidades de mercado

Actualmente, el diseño inclusivo está muy relacionado con el trabajo desarrollado por ONGs, siendo mayoritariamente dirigido a los campos de la medicina y la rehabilitación. Todas estas iniciativas son válidas, pero es necesario traerlas a lo cotidiano y también incluirlas en los medios digitales.

Los profesionales del diseño tienen que comprender la importancia de no dejar parcelas de la sociedad fuera de los proyectos que desarrollan además de tener siempre presente realidades como el envejecimiento de la población mundial o la necesidad de un desarrollo sostenible.

Creación de algo simple e intuitivo

Crea algo fácil de ser comprendido, que se componga de colores y símbolos ampliamente difundidos, de esta forma aumentarás las oportunidades de que el diseño sea fundamentalmente inclusivo. Imagina una situación de emergencia que debido a su nivel de complejidad fuese imposible de usar por extranjeros, niños o personas con discapacidad. ¿No tiene sentido verdad?

Usa códigos sencillos, reconocibles por la mayoría de las personas, de esta forma sortearás muchos problemas.

Uso equitativo

Crear algo de uso equitativo significa crear un ítem comercializable a personas con diferentes habilidades. Las puertas automáticas de los supermercados pueden ser un buen ejemplo de ésto. Al mismo tiempo que facilitan el uso por parte de personas con las manos ocupadas, son también inclusivas para quien va en silla de ruedas o personas que lleven a un bebé en brazos, por ejemplo.

Ten en cuenta todas las incapacidades

La empatía, nuevamente, es muy relevante en el alcance efectivo de del diseño inclusivo. Es necesario tener en cuenta las limitaciones permanentes (personas con alguna discapacidad) , temporales (alguien que se rompió un brazo y lo lleva enyesado) o efímeras (individuos con manos o brazos ocupados que no pueden ser usados)

Flexibilidad de uso

Además de considerar las habilidades y limitaciones únicas de los individuos, el diseño inclusivo debe respetar el ritmo de cada usuario. Es necesario ofrecer diferentes posibilidades de utilización ponderando no sólo las preferencias, también las habilidades propias de cada persona.

Se trata, más que nada de una manera de democratizar diferentes productos y servicios, haciendo que se vuelvan accesibles y útiles para la mayor gama posible de usuarios. El diseño inclusivo es aquel que no requiere adaptaciones o ajustes para que diferentes personas, con diferentes habilidades o limitaciones, puedan usar determinado producto.

El cambio de mentalidad es primordial para que ésto ocurra y el diseño inclusivo sea considerado desde el inicio de la ejecución del proyecto. Las nuevas exigencias del mercado y la necesidad de inclusión y diversidad son algunos de los motivos por los cuales esta nueva forma de entender el diseño se vuelve tan necesaria.

¿Te ha gustado este artículo? Esperamos que nuestras recomendaciones te hayan sido útiles. Aprovecha la visita al blog y échale un vistazo a nuestra guía completa para estructurar tu estrategia de marketing digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.