Año Nuevo, Email Marketing Nuevo: 5 Trucos a Prueba de SPAM

¿Cuántas veces compruebas la carpeta de spam? ¿Casi nunca? Pues sí, la mayoría de la gente raramente lo hace. Uno de los grandes desafíos del email marketing es evitar que tus correos electrónicos acaben en la carpeta de spam de los usuarios. Si envías correos electrónicos a tu lista y una parte de ellos acaba en el spam, estás perdiendo personas y clientes potenciales:

Truco n.º 1: Whitelisting

¿Qué es la «whitelisting»? Una whitelist es básicamente una lista de dominios considerados seguros y legítimos por parte de los servicios de correos electrónicos (ISP), como Gmail, Hotmail y Yahoo. Si consigues estar en la lista segura de estos servicios de correo electrónico, habrá menor probabilidad de que los correos electrónicos que envíes acaben en la carpeta de spam de los usuarios.

Si usas un servicio de email marketing profesional (uso E-goi), tus envíos ya estarán en la whitelist de los principales sistemas de correo electrónico. Pero si haces tus envíos a mano, con tu propia IP, este artículo te explicará de qué forma puedes tener tu dirección de correo electrónico y dominio en la whitelist de Hotmail. Incluso así, si envías correos electrónicos demasiado promocionales o que parezcan spam, ¡el dominio acabará por considerarse spammer y será eliminado de la lista! Además de esto, cada cuenta de correo electrónico también tiene su propia whitelist personal.

Aprovecha esta flexibilidad para pedirles a los usuarios que lo añadan a la lista para que no pierdan correos electrónicos importantes que tú les hayas enviado. Ya usen Hotmail, Gmail, Yahoo o cualquier otro sistema de correo electrónico, los usuarios tienen siempre la opción de añadir a la persona que les ha enviado un correo electrónico a la lista de confianza, por lo tanto, ¡pídeselo! No pierdes nada con esto.

Truco n.º 2: No hables en jerga spam

Pueden existir distintas razones por las que un correo electrónico acaba en la carpeta de spam, pero a veces una de estas es simplemente cómo se escribe el correo electrónico. Gmail, Hotmail y otros semejantes tienen detectores automáticos para determinar cuándo un correo electrónico se tiene que considerar spam.

La mayoría de los servicios de email marketing incluyen opciones (ej. «spam score») para analizar si el contenido del correo electrónico se considera spam a través del código HTML del correo electrónico o de las palabras usadas. Evita usar muchas repeticiones de palabras que puedan ser promocionales (como «gratis» o «barato»), no abuses de palabras en MAYÚSCULAS ni de texto a color. Usa el sentido común y escribe correos electrónicos que parezcan profesionales.

Truco n.º 3: Actualiza tu lista

Del mismo modo que no debemos descuidar las limpiezas de primavera, también conviene actualizar regularmente tu lista de correos electrónicos. ¡Comprueba que no estés enviando correos electrónicos a direcciones de correos que ya no existan, pues vendrán devueltos, y que perjudiquen tu eficacia de entrega!

Los spammers envían muchos correos electrónicos a grandes listas, y no a segmentos o listas más pequeñas, como es el caso de la mayoría de las empresas legítimas. Si un ISP identifica que estás enviando correos electrónicos a direcciones inválidas, le atribuirá a tu dominio una puntuación de spam elevada, lo que significa que los futuros correos electrónicos que envíes probablemente acabarán en la carpeta de spam de tus suscriptores.

La mejor solución es mantener tus listas limpias y actualizadas, para que el número de direcciones de correo electrónico inválidas sea el menor posible.

Truco n.º 4: No envíes muchos correos electrónicos muy rápido

Otro comportamiento al que los servicios de correo electrónico como Hotmail y Gmail están atentos es el número de correos electrónicos que les envías. Si les envías correos electrónicos a montones a miles de personas en una sola vez, tu correo electrónico (y dirección a la que lo envías) podrá ser considerarse spam.

Envía correos electrónicos con más intervalos en lo que al tiempo respeta y a menos personas en cada vez. ¡Y confirma que esas personas se suscriben voluntariamente a tu lista (preferentemente con un formulario) y que te hicieron whitelisting! ¡Ten también cuidado con la velocidad a la que envías tus correos electrónicos! Si lo haces manualmente con tu propia IP, adecúate a los límites de velocidad aceptados por cada ISP y nunca los sobrepases.

Si usas E-goi para el envío, la velocidad será ajustada automáticamente de acuerdo con esos límites.

Truco n.º 5: Tamaños de las imágenes

Incorporar imágenes en tus correos electrónicos es perfectamente aceptable, incluso porque las imágenes transforman el contenido del correo electrónico en algo más apelativo. ¡Pero hay que prestarle atención al tamaño! Los ISP normalmente asocian grandes imágenes con spam, dado que muchos correos electrónicos de spam consisten en una única imagen con palabras como «gratis» y letras MAYÚSCULAS. Es prácticamente un folleto gigante de publicidad no deseado, pero en formato de correo electrónico.

Si los sistemas de correo, como Hotmail y Gmail, no consiguen identificar texto en tu correo electrónico, probablemente se considerará spam. Por lo tanto, usa imágenes con tamaños adecuados y coloca siempre texto en el cuerpo del correo electrónico.

Otros trucos de email marketing para no acabar en el spam

Aquí está resumido lo que tienes que hacer para que tus correos electrónicos lleguen sanos y salvos a la carpeta de entrada de tus suscriptores en este infográfico muy útil (Rumbo a Entregalandia).

Un comentario en “Año Nuevo, Email Marketing Nuevo: 5 Trucos a Prueba de SPAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *